Seleccionar página

Cómo descubrí la Integración Continua

Hace unos años, tuve la oportunidad de trabajar en una prestigiosa empresa bancaria, gestionando proyectos para un sistema de información grande y complejo. Existía un entorno de Pre-Producción donde se hacían pruebas antes de la entrega a Producción.

Al poco tiempo de llegar, me llamó la atención que durante los martes y jueves el entorno de Pre no estaba disponible, porque había despliegue. El despliegue consistía en instalar y validar todos los cambios enviados por los programadores. Este proceso era en gran parte manual. Por tanto, estaba sujeto a error humano, y además, no se revisaba el código fuente de los cambios recibidos. Más aún, si algún cambio provocaba un error, no era trivial encontrar el causante, puesto que se aplicaban todos de una vez.

Este procedimiento es un ejemplo perfecto de integración manual o artesanal. Es fácil adivinar los problemas y costes que conlleva.

Hace pocos años, descubrí la Integración Continua (IC). Con esta técnica, es posible y deseable automatizar la integración de cada cambio que se desea introducir en el código fuente del producto. Así, se generan integraciones continuamente, pero se realizan de forma automática. Además, si los cambios pasan las pruebas y verificaciones predefinidas, es posible crear versiones entregables del producto en cualquier momento. Otra ventaja adicional es que se requiere una revisión independiente de los cambios de código fuente para aprobar su incorporación al producto.

¿Qué beneficios trae consigo la Integración Continua?

Cuando se utiliza adecuadamente, la Integración Continua reporta importantes y enormes beneficios en el desarrollo de software. Reduce los costes de integración, elimina errores humanos, aumenta la calidad, acorta los plazos de desarrollo, pruebas y entrega y, en consecuencia, permite abordar más proyectos en el mismo intervalo de tiempo.

Se trata de una revolución en la ingeniería de software análoga a la que se produjo en la revolución industrial con el paso de la artesanía a la producción en serie. Las organizaciones que la aplican incrementan su productividad y competitividad, y ven facilitada la innovación.

Las ciencias de la computación están relacionadas esencialmente con la automatización. Igual que hoy realizamos muchos procesos automáticos que fueron manuales en su origen, resulta esperable y deseable que se automatice uno de los procesos más complejos y costosos en la producción de software hoy en día: la integración.

La Integración Continua constituye un pilar fundamental de la transformación digital. Si las empresas innovadoras como Altran desean liderar la transformación digital en marcha, necesitan incorporar la Integración Continua a sus procesos de ingeniería de software y a su cultura corporativa. No es descabellado predecir que algún día la Integración Continua se convertirá en un nuevo estándar de la industria.

Vicente Ruiz Esteve

Vicente Ruiz Esteve

Consultor en Altran España

Licenciado en Física. Ingeniero Técnico en Informática de Sistemas. Amplia experiencia en Ingeniería de Software, sobre todo en banca y telecomunicaciones. Especializado en Integración Continua y metodologías ágiles. Apasionado de la Transformación Digital.

Quizá también te interese…

Quizá también te interese…

Innovar Altran

 

¿Te apuntas a innovar con nosotros?

Estamos en búsqueda constante de talento. Envíanos tu currículum para convertirte en un Innovation Maker

Únete a nuestra comunidad de tecnología e innovación

Recibirás una newsletter mensual y contenidos puntuales que siempre serán de tu interés. ¡Te esperamos! 

Política de privacidad

¡Bienvenid@ a Equipo Altran!

Pin It on Pinterest

Share This