La covid-19 nos encerró repentinamente en casa un viernes de marzo. Tuvimos que gestionar infinitos y nuevos problemas a la vez:  desde utilizar nuevas tecnologías y conexiones no siempre estables hasta niños aburridos que daban vueltas por casa, entraban en cada conference call y pedían y necesitaban ser atendidos. Además, muchos tuvimos problemas logísticos, trabajando en mesas y sillas no adecuadas, que nos procuraban aún más cansancio, estrés y dolores musculares. La jornada era infinita y así llegaba la hora de practicar deporte ya que “mens sana en corpore sano” y no podías ni con tu alma. Después de cenar te ibas a la cama hecho polvo días tras días, mes tras mes.

Por último, pero no menos importante, fue vivir con la preocupación continua de enfermarse o que se enfermara algún amigo o familiar.  Introducir en tu vida mascarillas, gel, guantes; todo aquello que ya sabemos.

 

¿Y esto qué tiene que ver con la Gestión del Talento?

Los gestores de personas, que aún no lo habían hecho en tiempos normales, han tenido que hacer una revolución copernicana de su “forma mentis” en la gestión de su equipo. ¿Cómo podías preguntar qué tal el trabajo/proyecto sin preguntar anteriormente cómo estaba la persona, su familia, si tenía problemas logísticos en trabajar desde casa, etc…? Entonces empezamos a hablar de las emociones que estábamos viviendo. Justo estas emociones que habitualmente no mencionábamos en el trabajo, porque las emociones (miedo, preocupación, ira y aceptación) no entran en la oficina. Por fin el gran reto, hablábamos de las personas y de sus emociones.

En Altran, el equipo de Recursos Humanos lanzó el proyecto Change with feeling, en él, trabajamos codo con codo con nuestros empleados para ayudarles a entender mejor sus emociones y lo que estaban viviendo y con los managers proporcionándoles herramientas para acompañar a sus colaboradores desde la empatía. Ofrecimos un servicio de atención online a todos los empleados, T-escucho, para poder escuchar eventuales preocupaciones y miedos y darles soporte emocional. Contactamos por videollamada, B-in touch, con todos los gestores de personas para saber cómo estaban, si necesitaban ayuda en la gestión en la distancia, cómo estaban sus equipos y cómo podíamos ayudarles desde Recursos Humanos.

 

¿Cómo te sientes acompañando emocionalmente a tus colaboradores?

Esta fue la nueva pregunta para entender cómo los managers estaban viviendo esta nueva gestión emocional. Los últimos meses han sido una dura prueba para los managers y sus equipos. Los equipos con pilares sólidos, ya acostumbrados a hablar de emociones desde la confianza, han sobrevivido y se han reforzado en la distancia. Han encontrado espacio para compartir aún más, desvelando sus hogares, sus familiares, sus emociones, compartiendo espacios de juego y encontrando la fuerza para seguir adelante aún más juntos que antes y aprendiendo nuevas formas de trabajo. Los equipos que aún no habían tenido oportunidad de trabajar esos pilares han tenido que construirse ex novo, poniendo por fin el foco en las personas, en sus necesidades y sus emociones.

No es algo nuevo, pero la covid nos ha confirmado una vez más que las personas que se sienten acompañadas, también emocionalmente, son aquellas más felices, más motivadas, que cumplen objetivos, que se superan y más resilientes al cambio; aquellas que no han podido expresar sus emociones y que sienten que sus responsables no se preocupan por ellas, se desmotivan, desenamoran y finalmente dejan las empresas.

Este pandemia nos ha traído penas, tristezas, pero también muchos aprendizajes. Uno de mis deseos para que por fin abramos los ojos es que todos tenemos emociones que no podemos dejar en casa cuando vamos al trabajo y gestionar personas significa también entender y acompañar a nuestros colaboradores con inteligencia emocional.

“Los mejores proyectos no pueden conseguirse sin el bienestar emocional de cada una de las personas que componen el equipo.”, Simon Sinek.

¿Qué cambios os ha generado la Covid como gestores de personas?

Elisabetta Parroco

Elisabetta Parroco

Talent Management Director Altran España

Licenciada en Filosofía, tiene más de 20 años de experiencia trabajando en empresas multinacionales de tecnología y consultoría en el área de Recursos Humanos. Es italiana, lleva 12 años viviendo en Barcelona y trabajando en Altran, una empresa de consultoría tecnológica, como Directora del Talento a nivel nacional.

Quizá también te interese…

Pin It on Pinterest

Share This