Amazon Web Services (AWS) es actualmente la plataforma por excelencia cuando las empresas desean llevar todo su negocio o parte del mismo al Cloud, entre otras cosas por la infinidad de servicios que ofrece y la seguridad que aporta a diferentes niveles. Entre los casos más sonados en los últimos tiempos tenemos los ataques con Ransomware que puede paralizar una empresa completa, con la repercusión económica y de imagen que esto representa. En esta pequeña guía vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre la plataforma de AWS, y sus ventajas en aquellos entornos regulados en los que podemos utilizarla.

En qué nos puede ayudar Amazon Web Services

AWS es una plataforma que admite el uso por una diversidad enorme de usuarios sin discriminar por conocimiento técnico, puede ser utilizada por particulares que necesitan un pequeño espacio en la nube para almacenar vídeos de sus vacaciones, o una empresa consolidada que necesita guardar un volumen importante de sus datos en servidores seguros y potentes.

En la práctica sirve para un número increíble de utilidades informáticas: hospedaje en la nube que, a diferencia de otras, se paga por dato almacenado y no por un espacio total y limitado. Pero también podemos utilizar este servicio para algo tan habitual en las empresas como realizar proyecciones de futuro a partir de una capacidad de computación en la nube solo al alcance de superordenadores. Estos cálculos, hasta no hace mucho, podían tardar semanas, pero AWS es capaz de ejecutarlos en muy poco tiempo y por costes muy bajos.

El punto fuerte de Amazon Web Services es, sin duda, la capacidad de adaptación y la escalabilidad del sistema.

Cada usuario, sea un particular, un autónomo, una PyME, una corporación o una institución, puede crear su propia plataforma basada en los servicios de AWS de forma totalmente personalizada. No existe una única manera de utilizar las herramientas de Amazon Web Services.

Las ventajas de Amazon Web Services

Las principales ventajas de Amazon Web Services según nuestro punto de vista son estas:

  • Low cost: Amazon ha pensado esta plataforma con la mentalidad low cost. Cuantos más usuarios la usen, más económico es.
  • Se factura por lo que se utiliza: si “pagar por el uso” te asusta, tranquilo. Incluso si te has equivocado y haciendo pruebas has contratado algo involuntariamente, para que lo notes en tu factura deberías subir unos cuantos gigas de información involuntariamente.
  • Es escalable: cada usuario puede contratar lo que quiera y configurar su servicio como quiera. No hay un solo modo de utilizar AWS, sino múltiples y casi ilimitados.

Los inconvenientes de AWS

La plataforma puede parecer perfecta, pero… ¿lo es?. Aquí algunos de los inconvenientes que le hemos encontrado:

  • No apto para amateurs: si eres un usuario principiante y no quieres complicaciones, Amazon Web Services no es para ti. El sistema es muy complejo si no tienes experiencia previa y si buscas montar un blog o una web sencilla (por citar un ejemplo), debes saber que la cantidad de plugins que deberás usar es tal, que se te quitarán las ganas. En ese sentido, hay otras plataformas enfocadas al pequeño usuario que te pueden valer.
  • No hay excusas: el nivel de seguridad de AWS es tal, que muchas empresas se han tenido que poner las pilas para cumplir con los estándares de compliance de esta plataforma. Si no llegamos a tiempo de entregar un documento o cualquier otro proyecto alojado en AWS, no sirve decir que nos han infectado con un virus o “se lo ha comido el perro”.
  • Es una plataforma genérica que sirve para todo tipo de negocios, pero que no está especializada en entornos regulados, es decir, sector salud, farma o productos sanitarios que sabemos, involucra otras exigencias adicionales.

Si tu empresa está planteando abordar la  transformación digital, AWS puede ser una manera de entrar en ella, dada la capacidad y seguridad que acompaña a la plataforma. Pero si perteneces a la industria de la salud, quizás te convenga una plataforma que se adapta a las necesidades exclusivas que exigen los entornos regulados del sector farmacéutico, producto sanitario y de la salud. En cualquier caso, si te identificas con uno de los dos casos, nuestro equipo puede acompañarte en la migración de tu empresa hacia la nube.

Gustavo Martínez

Gustavo Martínez

Adv. Consultant/Engineer - Government & Media

Soy Doctor en computación paralela con 19 años de experiencia en el área de Quality Assurance y Testing. He liderado proyectos de implantación de oficinas de calidad, gestión de equipos y servicios de testing. En Altran, el responsable del aseguramiento de calidad de los proyectos en el equipo de Gobierno incorporando siempre una mejora continua dentro de los procesos de desarrollo de software, en mis ratos libres me dedico a la familia y hacer un poco el bloguero.

Quizá también te interese…

Pin It on Pinterest

Share This