La fábrica virtual del futuro

Aunque en demasiadas ocasiones se asocia con la introducción de nuevas tecnologías en las fábricas, la Industria 4.0 tiene un alcance mucho más amplio que engloba profundas transformaciones en toda la cadena de valor industrial, construyendo la fábrica virtual del futuro.

Al hablar de Industria 4.0 se habla de tecnología, por supuesto, pero también del establecimiento de procesos avanzados de producción, de la adopción de sistemas más flexibles e inteligentes para la manufactura, de la digitalización y virtualización de las factorías en busca de una mayor eficiencia y de la promoción de empresas más ágiles y competitivas centradas en el cliente final y en donde prime el factor humano.

En definitiva, se propone emprender una profunda transformación en los modelos de negocio y los procesos de producción para alcanzar un objetivo realmente ambicioso: conseguir la máxima flexibilidad y personalización en la producción ofreciendo productos a un coste competitivo que mantengan la calidad y compromiso con la sociedad que caracterizan y diferencian a la industria europea.

Para conseguirlo, se pretende combinar un enorme elenco de tecnologías para concebir un tejido industrial en donde proliferen pequeñas o medianas factorías más inteligentes, flexibles e interconectadas y en donde inversiones moderadas permitan optimizar al máximo cada uno de los componentes de la cadena de valor de los procesos productivos.

Nace así el concepto de Smart Factory apoyado en la conectividad y la digitalización de los activos de las cadenas de producción para garantizar la disponibilidad de la máxima cantidad de datos agregados que faciliten que sistemas inteligentes puedan tomar decisiones de forma autónoma con el fin de optimizar la producción y la calidad de los productos manufacturados y ayudar a los humanos en la realización de las tareas más tediosas.

Así, en las fábricas virtuales del futuro, las máquinas, los robots e, incluso, los seres humanos estarán monitorizados por innumerables sensores y wearables conectados entre sí a través de Internet de las Cosas, para ofrecer una ingente cantidad de datos a sistemas inteligentes autónomos capaces de analizar dicha información y actuar. Las factorías del futuro no solo estarán completamente digitalizadas y conectadas sino también virtualizadas para ofrecer a los trabajadores replicas digitales de los entornos reales haciendo así innecesaria la presencia física de los operarios en los entornos de producción.

Si quieres saber más sobre los entornos virtuales de fabricación, descarga nuestro nuevo ebook:


Ebook tecnología

eBook “La factoría virtual del futuro”

Aunque en demasiadas ocasiones se asocia con la introducción de nuevas tecnologías en las fábricas, la industria 4.0 tiene un alcance mucho más amplio que engloba profundas transformaciones en toda la cadena de valor de la industria. ¿Quieres saber más?

DESCARGAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest