Logística en automoción

Tras mi paso en el proyecto que gestiona la logística de piezas de recambio de un importante fabricante de coches, he podido comprobar que la máxima de “si algo funciona, no lo toques” se aplica en su día a día.

Me refiero a un sistema basado en su totalidad en Mainframe, con miles de programas Cobol que se hicieron hace aproximadamente cincuenta años cuya funcionalidad se ha perdido tras tandas de jubilaciones y que sólo se puede recuperar mediante ingeniería inversa y horas de estudio del código fuente; cientos de enormes ficheros de texto plano de uso diario que contienen información redundante; un proceso nocturno que bloquea cualquier petición… pero que en su conjunto funciona, y muy bien.

Tanto es así que al año distribuyen a concesionarios y talleres (cerca de 6000) en torno a 4.400.000 líneas de pedido. Gestionan en tiempo real un referencial de casi 64.000 piezas, aceptan pedidos por múltiples entradas que tratan con un margen cercano a los cinco minutos, y además es capaz de usar unos centros de distribución llamados “de proximidad” para reducir tiempos y costes de envío.

Cuando entré a forma parte del proyecto, yo que nunca había tratado con tecnología Mainframe, me quedé asombrado con el volumen de datos que el sistema procesaba.

En mi anterior proyecto, la declaración de un banco al CIRBE del BdE, tardábamos del orden de cuatro horas en procesar, con Spring Batch y Oracle, unos ficheros de texto plano de medio millón de líneas, almacenar y tratar su información, para finalmente generar un fichero de salida para su integración en el BdE.

Bien, pues a los pocos días, le pregunté a mi responsable del cliente que cómo respondía la aplicación con tal volumetría. Me dijo “haz una búsqueda en la pantalla de trazabilidad y dime cuánto tarda en terminar”. Esa búsqueda, de apenas segundo y medio y cargando una tabla en web con unos 300 resultados, había recorrido en su totalidad  un fichero de más de ocho millones y medio de registros, de una anchura de más de 500 caracteres, o lo que se lo mismo un fichero de unas 4Gb. La velocidad de proceso es vertiginosa.

Poco a poco se han ido introduciendo actualizaciones tecnológicas, como un interfaz web que recoge las principales funcionalidades, como el hacer pedidos, poder exportar los albaranes o contrastar los datos de facturación; una base de datos Oracle con menos de 20 tablas para la gestión de permisos de usuarios, tratamientos de menús y trazabilidad del estado de impresión de albaranes. Aun así, cerca del 80% del sistema está basado en Mainframe.

Todo esto hace que un plan de migración tecnológica sea un proyecto quijotesco.

Como parte de un plan global del grupo, se está creando un datawarehouse que almacene los datos básicos de funcionamiento del sistema de almacenes, con la idea de hacer cuadros de mando e informes explotables por los usuarios. La realidad es que, tras medio año de trabajo, los datos no están aún disponibles, y los usuarios siguen confiando en el funcionamiento del antiguo sistema, y cada día se requieren nuevas evoluciones.

El nuevo sistema deberá implementar la recepción de pedidos, la impresión de bonos en impresoras industriales, integrar interfaces de información con terceros sistemas, mantener la trazabilidad de cada pieza desde su entrada en el almacén hasta su llegada en el cliente, siempre manteniendo el rendimiento.

Al igual que pasa con los bancos, encontrar una nueva tecnología que sea capaz de englobar todas las funcionalidades, manteniendo prestaciones y robustez, es complicado, y por ese motivo se suelen añadir capas novedosas sobre un núcleo antiguo en lugar de afrontar proyectos de migración integral.

Miguel Yubero okMiguel Yubero

Ingeniero informático con 13 años de experiencia, lleva trabajando más de dos en Altran. En su carrera ha participado en proyectos en funciones de programador, analista funcional o jefe de proyecto, en sectores tan variados como banca, sector público, recursos humanos, márketing y logística de automoción. Como consultor informático, se adapta a las necesidades del momento, especializándose en el análisis de negocio y siendo el enlace entre los equipos técnicos y los del cliente.


Trabajar en ingeniería

¿Te apuntas a innovar con nosotros?
Estamos en búsqueda constante de talento. Envíanos tu currículum para convertirte en un Innovation Maker

¡ME APUNTO!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest