Las mejoras de la gestión industrial

Son muchas las aplicaciones y mejoras que el concepto de Industria 4.0 está desarrollando dentro del sector industrial, pero es necesario que se aborden las mejoras desde una visión global para que los procesos empresariales también se beneficien del cambio y se generen herramientas extrapolables a cualquier tipo de organización estructurada.

Actualmente, la industria está viviendo grandes cambios a alto nivel, relacionados con la digitalización de los procesos.

Los objetivos de estos cambios están enfocados a conseguir procesos más flexibles, mayor capacidad de personalización de productos y un control más exhaustivo de estos mismos objetivos.

A razón de este último punto, las grandes organizaciones tienden a sufrir grandes problemas para promover el compromiso de todo su equipo humano para la consecución de los objetivos establecidos por sus planes estratégicos; la digitalización de la industria puede y debe desarrollarse para poder añadir las herramientas necesarias que permitan alinear toda la organización hacia los mismos objetivos. La manera de hacerlo es que el flujo de información hay que concebirlo como bidireccional entre los procesos operativos y de negocio, con tal de poder orientar la organización hacía los resultados globales.

La monitorización de la gestión industrial

Hoy en día, la tecnología ha evolucionado hasta el punto de hacer posible la monitorización e interacción remota de un puesto de trabajo desde aplicativos ejecutados en un entorno controlado y monitorizados desde dispositivos móviles. Por tanto estamos en disposición de concebir toda clase de aplicaciones para la industria, concentrados en dispositivos unipersonales que tanto sirven para visualizar, operar o recibir inputs de flujos de procesos, no ligados exclusivamente con los procesos asociados al puesto de trabajo de cada individuo.

Este tipo de aplicativos ya son muy utilizados para desarrollar trabajos en grandes almacenes o repartimiento, dónde la movilidad personal es requerimiento intrínseco al puesto de trabajo. Puede ampliarse sus funcionalidades a características del flujo de proceso y aportar un punto de entrada de información necesaria para orientarse hacia la estrategia empresarial.

En este contexto, se apunta a una nueva manera de interactuar con todo el personal y puede ser extrapolable a cualquier sector económico, aprovechando las virtudes de las soluciones de gestión de eficiencia ya ampliamente utilizadas en los sectores industriales, cómo la utilización de indicadores de eficiencia (OEE).

Por tanto, este tipo de soluciones debería ser bien acogida en aquellas empresas que ya aplican técnicas de control de procesos cómo la gestión visual de resultados y KPIs, pues es frecuente que ya tengan incorporados en su hacer, la necesidad de controlar y monitorizar los parámetros clave para la consecución de objetivos. Es más, este tipo de compañías son necesarias incorporarlas al proyecto de desarrollo, para poder recoger el conocimiento sobre este tipo de casuística y realmente obtener como resultado un producto funcional.

Todo este flujo de información es transversal a todas las líneas de mando, por ello estas aplicaciones podrán mejorar la transmisión de información entre los diferentes actores de la organización y se podrá verificar el resultado obtenido fruto de las decisiones tomadas.

Las aplicaciones móviles en la gestión industrial

Pero nada de esto significará cambio alguno, si no se logra realmente interiorizar en el sí de las industrias y todos sus participantes, la orientación hacia los mismos objetivos empresariales. Los indicadores más relevantes de seguimiento son establecidos según el plan estratégico empresarial por los altos mandos y es responsabilidad de los mandos intermedios transmitir a sus equipos la necesidad de controlar las desviaciones de esos indicadores que deben acabar repercutiendo en el logro de los objetivos marcados a alto nivel. Si en los puestos de trabajo se llega a integrar herramientas portátiles con aplicaciones a medida, permitiría focalizar la información recibida, pudiendo enfatizar en el ámbito del trabajo personal los indicadores de rendimiento que deben ayudar a alcanzar los objetivos a nivel global. El concepto de aplicación móvil ayudaría a la integración personal en este sentido, abstrayendo de las operaciones a nivel de máquina para las cuales están más orientadas las aplicaciones en HMI, normalmente encastadas en pupitres industriales a pie de máquina.

Las aplicaciones móviles en el contexto actual, son programas ligeros que permiten disponer la información a través de webservers. Las aplicaciones de más éxito, y por tanto las más aceptadas por el usuario final, son en general aplicaciones que resuelven un problema, intuitivas y con una visualización atractiva. No se debe perder de vista estas tres características al desarrollar una aplicación. Además, muy pocas aplicaciones móviles sobreviven por si solas, sino que son elementos de visualización de un sistema complejo de datos o servicios.

Gestion industrial eficiente

Gestión Industrial a través de aplicaciones móviles. Imagen: Freepik.

Una aplicación móvil puede ser una herramienta muy potente que permita establecer un flujo de información en toda la organización que de visibilidad a todo el sistema de información desde los focos de decisión hasta los puestos operativos, y de esa forma, encaminar todo el personal hacía la misma línea estratégica.

En conclusión, un sistema de información centralizado explotado mediante aplicaciones móviles adaptadas al puesto de trabajo, podría permitir mejorar la transferencia de los cambios de objetivos estratégicos rápidamente y, mediante análisis avanzados configurables desde todos los niveles de decisión, se podría aumentar la sensibilidad para la detección de las desviaciones. Es decir, se trataría de dotar de una capa de visualización al sistema de información para permitir obtener los datos del sistema de información centralizado en su forma más óptima.

La simplificación de las aplicaciones mediante personalización a cada puesto de trabajo (a través del desarrollo de una o pocas aplicaciones personalizables a través de parámetros de configuración), debería permitir involucrar más eficazmente cada uno de los miembros de la organización en la consecución de los resultados esperados, ya que sincronizaría la información recibida por cada uno de los puestos operativos con los niveles altos de decisión. Aunque sería importante remarcar que se trataría de herramientas para lograrlo y que dependerían de la propia explotación que realice la organización de las mismas.

Adicionalmente, reflexionando en la evolución de la tecnología, los interfaces de usuario de los aplicativos pueden ser transparentes a la fuente de datos, con lo que podría llegar a nutrirse de datos en la nube o permitir versiones ligeras habilitadas para funcionar fuera de la red local de la industria.

David Gonzalez

David González Torrecillas

Ingeniero industrial con amplia experiencia en proyectos de IT industrial para la confección de sistemas de monitorización y control de instalaciones industriales. Especializado técnicamente en las herramientas Wonderware (IT, System Platform, InBatch, MES y Workflow). LinkedIn.


Ebook tecnología

eBook “El impacto de la Industria 4.0 en las fábricas”

El desarrollo de la sociedad de la información a la que estamos asistiendo ha impactado de lleno en el mundo de la fabricación, de tal modo que estamos asistiendo a la Cuarta Revolución Industrial. ¿Quieres saber más?

DESCARGAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest