Hoy en día hay un gran número de ofertas de productos informáticos basados en la nube que nos ofrecen distintos servicios, empezando por el simple almacenamiento de datos, hasta los cálculos muy avanzados para cualquier tipo de aplicación, incluso IoT (Internet of Things). Así, cada vez es más difícil tomar decisión a favor de uno o de otro servicio.

En primer lugar, hay que tener en cuenta los requisitos específicos del negocio y los problemas que se han de resolver, siempre teniendo en cuenta las ventajas que nos ofrece esa tecnología tan avanzada. Una de las ventajas más importantes de la nube es que nos permite acceder a nuestros datos con facilidad desde cualquier parte del mundo y desde cualquier dispositivo. Sólo se necesita tener acceso al internet. También nos permite ahorrar una fortuna en el hardware y en su mantenimiento.

A continuación, se verán algunas de las características básicas, que nos permitirán escoger uno de los muchos proveedores de servicios basados en la nube.

Funcionalidad

Diferentes proveedores ofrecen distintos servicios, pero en general todos suelen tener servicios básicos muy parecidos, los cuales son:

  • Máquinas virtuales: proporcionan la flexibilidad de la virtualización (desarrollo, pruebas, despliegue de aplicaciones)
  • Copias de seguridad (Backups o snapshots como los suelen llamar algunos proveedores): hacen copias de archivos del sistema y del archivo de directorios en un momento puntual.
  • Alojamiento DNS: proporciona la colocación de dominios en los servidores NS**.
  • API publico.

Entre los servicios adicionales – si los tienen – hay que fijarse también en los siguientes:

  • Protección de servidores contra los ciberataques, reducción del riesgo de las aplicaciones indisponibles temporalmente.
  • Almacenamiento y distribución para las copias de seguridad.
  • Las nubes híbridas.
  • Guardar las copias de seguridad a nivel del Data center, es decir, tener máquinas virtuales portables y la posibilidad de cambiar de centro de datos sin perder la dirección
  • Monitorización de la disponibilidad, que permite analizar el funcionamiento de los servidores; disponibilidad de los puertos y el estado de los servicios públicos (páginas, APIs) de cualquier sitio del mundo.

Facturación

Otra característica muy importante son las tarifas y las condiciones de pago por dichos servicios. Hoy en día, la política de las empresas que prestan servicios en la nube es muy flexible, ya que ofrecen oportunidades para trabajar tanto con empresas, como con personas físicas, así como todo tipo de métodos de pago bien conocidos: tarjetas de crédito, dinero electrónico, transferencias bancarias directas.

Uno muy conocido de ellos es el “Pay-As-You-Go”. La ventaja de ese método, comparado con el resto de las tarifas ofrecidas por los proveedores, es que el cliente paga únicamente por los recursos utilizados en la nube.

Asistencia Técnica

El paquete básico de servicios prestados debe incluir al menos un soporte técnico por correo electrónico. Sin embargo, el tiempo de respuesta suele ser muy larga. Por ese motivo, al cliente le conviene más trabajar con el soporte técnico, que proporciona los siguientes servicios avanzados:

  • Asistencia permanente o como suele llamarse 24/7.
  • Respuestas más detalladas a las preguntas u otras incidencias.
  • Administración de servicios de los sistemas del cliente.
  • Disponibilidad de apoyo SLA (Service Level Agreement).

Componentes Técnicos

A veces los proveedores no especifican la información técnica exacta sobre los componentes de la infraestructura de nube, limitándose en poner parámetros variables, como ahora los discos SSD, el nombre del CPU o del RAM. Se recomienda prestar más atención a la descripción detallada de los componentes técnicos, tales como:

  • Frecuencia y tipo de procesador en un servidor de virtualización.
  • Especificaciones SLA de máquinas virtuales.
  • Nivel de IOP y MB/seg. en un disco virtual.
  • Rendimiento de los puertos virtuales (capacidad ancho de banda).

Confiabilidad

Los atributos obligatorios de la fiabilidad del proveedor de servicios en la nube son:

  • Nivel Tier III* y más de Data Center.
  • La reservación de los nodos de la infraestructura y su elasticidad en el contexto del pool.
  • Alto nivel de seguridad del Data Center

Por otro lado, sería preciso tener las instalaciones del Data Center en la propiedad de la empresa para evitar interrupciones en el trabajo, en caso de haberse terminado el contrato de arrendamiento u otros problemas.

Además, la infraestructura en la nube debe estar ubicada en múltiples centros de datos, que están lejos geográficamente uno del otro. Eso ayuda a crear una solución llamada Disaster Recovery. Gracias a las múltiples copias del proyecto en distintos centros de datos, este último seguirá funcionando sin ningún tipo de interrupción, en caso de que el centro de datos de nuestra región no esté disponible.

Gestión de la nube

Una de las características básicas y necesarias para la gestión de la infraestructura de la nube es un portal de servicio, también conocido como Panel del Control. Dependiendo del proveedor, cada portal tiene sus propias funcionalidades, teniendo en común el hecho de poder:

  • Ver información técnica y financiera en su cuenta para facilitar el seguimiento del consumo y potencia de las máquinas contratadas.
  • Restringir el acceso a los diferentes grupos de servidores o crear entornos diferentes para el desarrollo y la producción.
  • Mostrar los grupos de servidores y los recursos asignados con su coste. Esto es muy útil para las grandes empresas con muchos departamentos, ya que permite hacer seguimiento de los recursos asignados a cada proyecto de la empresa.
  • Bajar documentos e informes financieros sobre la utilización de los recursos.

Hemos visto los requisitos básicos para los proveedores de la nube. Es importante prestar atención a la presencia de la posibilidad del uso flexible de la potencia computacional de los servidores en la nube, para reducir al mínimo los riesgos gracias a seguridad de la infraestructura de data center del nivel Tier III.

* El Uptime Institute clasifica los data centers en cuatro categorías: Tier I, II, III y IV. Estas categorías corresponden a las garantías que ofrecen en cuanto al tipo de hardware que utiliza el data center para garantizar su redundancia.

  1. Tier 1 – Disponibilidad: 99,67% 28,8 horas de interrupción al año Sin redundancia
  2. Tier 2 – Disponibilidad: 99,75% 22 horas de interrupción al año Redundancia parcial
  3. Tier 3 – Disponibilidad: 99,982% 1,6 horas de interrupción al año Redundancia N+1
  4. Tier 4 – Disponibilidad: 99,995% 0,8 horas de interrupción al año Redundancia 2N+1

** Un servidor de nombres (NS) es un servidor en Internet especializado en el manejo de consultas sobre la ubicación de los distintos servicios de un nombre de dominio. NS son una parte fundamental del sistema de nombres de dominio (DNS) que permite el uso de dominios en lugar de direcciones IP.

Hayk Gasparyan

Hayk Gasparyan 

Ingeniero Informatico. Desarrollador Software desde hace 1 año en Altran. Ha trabajado como consultor en varias empresas multinacionales tanto del sector seguro/financiero como del sector publico desarrollando aplicaciones y soluciones para el ámbito web.

Hayk es un apasionado tecnológico que siempre pone a prueba sus capacidades para aprender nuevas tecnologías y las utiliza en los proyectos en que trabaja simplificando el flujo del trabajo.

LinkedIn


Trabajar en ingeniería

¿Te apuntas a innovar con nosotros?
Estamos en búsqueda constante de talento. Envíanos tu currículum para convertirte en un Innovation Maker

¡ME APUNTO!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest