«A ver qué me enseñan en este curso» ,»Esto no aplica nada en mi día a día» o «No he aprendido nada nuevo» son algunas de las frases que a veces escuchamos desde el área de formación, si además esa formación es de habilidades personales donde hay que integrar conductas nuevas, las probabilidades de escuchar frases de este tipo aumenta.

Cuando decidimos entrar de manera voluntaria en un proceso de aprendizaje en aula, muchas veces esperamos que el impacto venga de «fuera hacia adentro», es decir, responsabilizamos 100% al formador de nuestro propio aprendizaje adoptando una actitud pasiva y con ese halo de «venga, ¡enséñame!». Desestimamos a la mínima todos aquellos conceptos y herramientas que requieren cierto esfuerzo de aplicación por nuestra parte en nuestro día a día excusándonos en «esto yo no puedo ponerlo en práctica», «es que los contenidos no encajan con mi proyecto» o «uy qué difícil hacer estos cambios en mi equipo».

¿Alguna vez al finalizar una formación has diseñado un plan de acción con alguna de las herramientas y conceptos aprendidos con el objetivo de ponerlos en práctica? ¿Aunque sólo fuera uno?

Creo que el éxito de cualquier proceso de aprendizaje en aula tiene que partir de la premisa que debe existir una corresponsabilidad entre el formador y el alumno: aprendizaje cooperativo.

 

Aprendizaje Cooperativo

En formación hablamos habitualmente del modelo de aprendizaje 70/20/10: 70% de aprendizaje a través de la experiencia, 20% intercambio de opiniones y experiencias entre los interesados en la materia, 10% conocimiento que adquirimos en las aulas mediante los cursos de formación. Yo os propongo que adoptemos también el «Modelo de aprendizaje 50-50»: 50% responsabilidad del profesor y el otro 50% responsabilidad del alumno.

aprendizaje cooperativo

En este modelo el profesor aporta su 50% a través de la transmisión de conocimiento y experiencia, llevando el aprendizaje al alumno desde un enfoque teórico-práctico, buscando siempre nuevas metodologías, enfoques y estrategias para facilitar el impacto que genera al alumno. El otro 50% parte desde el compromiso del alumno para experimentar, poner en práctica  e invertir tiempo en intentar consolidar los aprendizajes.

Te animo a que antes de inscribirte a una formación te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué me inscribo a esta formación?
  • ¿Qué quiero mejorar?
  • ¿Qué tiempo estoy dispuesto a invertir después de la formación para poner lo aprendido en práctica? ¿Me voy a atrever a poner en marcha conceptos nuevos o voy a poner excusas? «en mi compañía no lo puedo hacer», «no tengo tiempo para aplicar cambios»
  • ¿Cuál será mi actitud durante el curso?

Y ahora, ¿A qué te comprometes en tu próxima formación? 😉

 

Isabel Cámara Cazalla

Isabel Cámara Cazalla

Soft Skills Learning Manager

Tengo más de 10 años de experiencia en al área de formación. Uno de mis principales objetivos es hacer llegar el aprendizaje del área de soft skills a nuestros colaboradores a través de programas formativos experienciales y metodologías novedosas, para ayudar al desarrollo profesional de las personas que forman Altran y al negocio.

Quizá también te interese…

Talento
hacer lo que te gusta
Haz lo que te gusta

Haz lo que te gusta

Y os preguntaréis… ¿pero es posible hacer lo que de verdad te apasiona en el entorno profesional? Antes de formar parte de esta bonita familia 11 años atrás os diré que yo también me hice esta pregunta… ya sea por miedo a lo desconocido, ya sea por lo que oí en la...

Talento
talento
La Práctica Deliberada

La Práctica Deliberada

Pensemos a los grandes atletas, artistas y profesionales que nos inspiran y en el enorme talento que tienen. Pilotos como Fernando Alonso, virtuosos de la música como Jimi Hendrix o visionarios como Steve Jobs. Parecen nacidos con un talento especial, dotados desde...

Talento
buscar trabajo
¿Cómo buscar trabajo?

¿Cómo buscar trabajo?

 Cuando nos enfrentamos a un proceso de selección tenemos que tener en cuenta una serie de pautas que nos ayudarán a tener más confianza en nosotros mismos.Como candidato, lo primero a tener en cuenta es reflexionar sobre tu perfil profesional y cuáles son las...

Pin It on Pinterest

Share This